martes, 29 de septiembre de 2009

Evanescencias.

Allá por el 2003 apareció un grupo de la nada que le puso banda sonora a la película Daredevil con "Bring me to life" y "My Inmortal". La primera vez que las oí, me pasó algo, fue una sensación que creo que pocas veces he vuelto a sentir, cuando una canción te llena tanto que por dentro te sientes plena, y cada vez que la oyes notas algo nuevo, algún detalle de la letra que no te habías dado cuenta antes, o el bajo en cierto momento... no sé describirlo, creo que algo así como la plenitud de la música... yo para eso soy muy mala.


"Fallen", 2003

El caso es que "Fallen", el primer LP de Evanescence, dio vida a toda una historia que es de las que más me han gustado, y a la que hice homenaje trayendo a Noa, una versión de Dana Spaulding, su protagonista.

Todo comenzó con mi personaje del juego de rol "The Kult". Dana es la cantante de un grupillo venido a menos, alcohólica y algo drogadicta, con tendencia a tener pesadillas, a la que comienzan a sucederle las cosas más extrañas, y es perseguida por miembros de una sociedad secreta llamada "la Iglesia del Placer". La realidad empieza a desmoronarse, los seres de los otros planos de existencia comienzan a mostrarse tal y como son para algunas personas, y Dana es una de ellas, pero no entiende nada de lo que está pasando.


Portada de la segunda edición (la que tengo) e ilustración de Peter Andrew Jones del interior.


Intento de interpretación de Dana Spaulding, juntando partes de distintas modelos.


Por otro lado, Harry es un detective privado a un paso de la mendicidad, pues hace mucho tiempo que nadie contrata sus servicios, hasta que alguien le pide que encuentre a Dana y la lleve ante un juez muy importante. Cuando conoce a la chica, el detective se empieza a mosquear, pues no entiende qué puede querer un juez de una cantante más simple que un botijo. Lo que está claro es que desde que está con ella, puede ver las mismas criaturas horribles, y lo que creía que antes eran policías, médicos, y funcionarios normales, en realidad son monstruos sacados de las más terribles pesadillas.

Hay una guerra entre la Iglesia del Placer, los Arcontes, los Ángeles de la Oscuridad, el mismo Infierno... Cada bando tiene su objetivo, Dana Spaulding es la clave para cada uno de ellos, y la misión de Harry es a partir de ahora protegerla de todos, y descubrir de una maldita vez qué está pasando.

Como con Daredevil, Evanescence se convirtió en la banda sonora de esta larguísima historia, canción por canción, y en ellas se hablaba del pasado de Dana, el asesinato de su hermana a manos de su madrastra y la Iglesia del Placer, de su huída con Harry, del viaje que el detective realizó al mundo de los sueños para hablar con el Señor de las Arenas del Tiempo y sacar la mente de Dana del vórtice, de la conversión de Natalia, una antigua compañera de Harry, en bestia, y cómo le salvó cuando tuvo que descender a los infiernos...


Tras muchos años esperando a que sacaran un segundo disco, "The Open Door" me dieron ganas de tirarlo por la ventana, pues eso no se parecía ni de lejos al Evanescence que tanto me había hecho soñar. La cantante Amy Lee se había convertido en una niñata caprichosa y egocéntrica y ahora todo era una oda a sí misma, además de tratar como el culo a los miembros de la banda que uno a uno se iban marchando.

Evanescence se ha desintegrado, los músicos se han vuelto a juntar y han formado otra banda llamada "We are the fallen" con otra cantante que imita a la perfección la voz de Amy Lee, pero que nada tiene que ver con las sensaciones que me transmitía aquel disco. Aquello fue un momento breve, algo evanescente, pero que creó un mundo entero dentro de mi cabeza.

We are the fallen... y que lo digas.

1 comentarios:

Jessica Mars dijo...

Creo que estas equivocada con lo de las redes sociales y los blogs. Te dejé una respuesta.
Dos en realidad.

Template by:

Free Blog Templates