jueves, 13 de enero de 2011

Aprendiendo a hablar

Hoy me han echado una pequeña bronca en el trabajo por no saber expresarme correctamente. Como los términos son demasiado técnicos, lo dejaré en que por culpa de los anglicismos traducidos, una palabra que en español significa una cosa, su traducción al inglés no significa exactamente lo mismo, y al volver a traducirla al español, el significado se ha deformado. Porque si necesito utilizar la palabra "hotspot", si la persona con la que hablo no tiene ni guarra de lo que es, se lo tendré que explicar en español, como "punto caliente", es decir, zona a resaltar, punto a destacar, punto de interés. Pero los puntos de interés, en turismo, son otra cosa, que tienen muy poco que ver con los elementos que componen una panorámica interactiva (menos mal que no me iba a poner técnica).

La frase final ha sido la siguiente "tienes que aprender a hablar como yo". Me lo ha dicho un informático. Y no será más fácil que seas tú el que hable como yo, que no soy informática ni tengo un concepto tan limitado de lo que son las cosas?
Con la tontería, nos hemos dado cuenta de que llamamos por el mismo nombre a cosas que no tienen nada que ver, y la solución al enfrentamiento finalmente ha sido que redactemos un glosario que nos pasemos entre nosotros para que cuando colisionen los términos, sepamos a qué se refiere cada uno.

Es la primera vez en mi vida que necesito un diccionario para entenderme con gente con la que se supone que comparto el español. Supongo que bienvenida al mundo, no?

1 comentarios:

Jessica Mars dijo...

Bueno, esto le pasa a todo el mundo. Cada vez hay mas significados para las mismas palabras... Yo en mi casa descubro un minimo de una palabra diaria... todo porque ellos son hombres, jovenes, internautas y algo salidos... XDD

Pero bueno, el saber no ocupa lugar ; )

Template by:

Free Blog Templates