viernes, 6 de noviembre de 2009

Una de gore

Hace más de un mes tuve la feliz idea de ponerme uñas de gel para el bodorrio de mi mejor amiga (bueno, amiga de la infancia, porque con la edad esas cosas ya como que no). Después de pasar una hora y media de tortura china en la que me lijaron las uñas por encima, no para darles forma como cuando una se lima las uñas, sino para dejarlas ásperas y blanditas para poner las otras por encima, que me aplastaran los dedos para que se me quedaran bien pegados los postizos los cuales luego me estiraban para recuperar su forma normal, dejándome un dolor de dedos que me duró 3 días. En consecuencia, me salieron un montón de heridas por dentro de las uñas que han ido subiendo poco a poco hasta ahora.

Bueno, aparte de dejarme unos uñates que ni el chrom ni el sphaler, no podía hacer NADA, ni coger una miserable moneda del suelo, no te digo ya los alfileres para coser. No me podía rascar ni abrocharme los botones.

Me dijeron que me durarían aproximadamente un mes. Vale, yo pensaba que al mes se me caerían, o se despegarían con facilidad y se podrían quitar porque ya estaban feas. Lo que ha durado un mes ha sido mi paciencia, que hoy finalmente he tenido un arrebato y me las he arrancado todas a mordiscos. Literalmente.

Habéis visto alguna de las torturas de Saw? Pues para hacerse una idea. Un dolor, una sensación de que me estaban arrancando las uñas de cuajo... pero hasta que no me he quitado la última no he parado. Seré una burra, y una tonta, sobre todo porque podía ir al sitio donde me las hice para que me las quitaran, pero es que ya no he podido más.

Ahora no tengo uñas, porque al lijármelas, lo que ha ido creciendo es más fino que el papel de fumar, así que las tengo cortadas al ras, como los que se las muerden compulsivamente, pero soy feliz. Ya no me duelen y PUEDO HACER COSAS. Puedo escribir en el teclado sin tener que borrar cada 3 letras, y coger cosas, rascarme un poco (poco porque las tengo cortísimas). Se me han quedado destrozadas y aún necesitaré un par de meses más para que se regenere por completo, pero soy libre.

En mi puta vida me vuelvo a poner uñas de gel, de porcelana y de su puta madre. A ver si aprendo que las cosas de pijas no me van.

2 comentarios:

Jessica Mars dijo...

Fue una mala idea, sin duda... =_=

Que repeluses de pensarlo >.<

ReinaMuerta dijo...

Jue, ahora estoy viendo que a nadie le gustaban... y nadie me lo dijo! XD
De lo errores se aprende ^^U

Template by:

Free Blog Templates